Dextrosa

dextrosa en polvo

La dextrosa es un tipo de azúcar también conocida como azúcar de la sangre, azúcar de maíz o D-Glucosa. En el ámbito médico el término más utilizado para este tipo de azúcar es glucosa, mientras que dextrosa se utiliza  en la industria de alimentos. Todos los términos hacen referencia al mismo compuesto, ya que desde el punto de vista químico se trata de compuestos idénticos con misma fórmula molecular y propiedades.

Es un monosacárido de forma molecular C6H12O6, debido a que contiene 6 átomos de carbono es  una hexosa, que además es una aldosa porque contiene al grupo carbonilo en el extremo de la molécula.

La aldohexosa glucosa tiene dos enantiómeros, siendo la D-glucosa predominante en la naturaleza. Es por esta razón que se utiliza el término dextrosa, en lugar de glucosa dextrorrotatoria.

Muchas veces, suele confundirse la dextrosa con la sacarosa, que es el azúcar comúnmente utilizado en nuestros hogares y se consigue normalmente en los abastos y supermercados. La principal diferencia es que la sacarosa es un disacárido, además de esto la sacarosa es metabolizada principalmente por el hígado lo que conlleva a la acumulación de grasa hepática, desarrollándose una resistencia a la insulina y un desequilibrio bioquímico.

La dextrosa tiene una gran ventaja debido a que es un carbohidrato simple, su absorción es muy rápida, por lo que permanece  en el torrente sanguíneo muy poco tiempo después de ingerirla. Cuando ya es absorbida, se almacena en los músculos como glucógeno muscular y en el hígado como glucógeno hepático.

¿Dónde se consigue la dextrosa?

Este tipo de azúcar se encuentra libre en las frutas y en la miel. Es un isómero de la galactosa, con diferente posición relativa de los grupos -OH y =O.

dextrosa en frutas

También existen suplementos de diferentes marcas en el mercado, a base de dextrosa.

Normalmente los suplementos se consumen cuando se desea cubrir alguna deficiencia en los niveles de azúcar, o como suplemento deportivo específicamente en el caso de culturismo.

La glucosa es uno de los tres monosacáridos (además de la fructosa y galactosa), que se absorben directamente en el torrente sanguíneo durante el proceso de la digestión.

En este caso las células lo utilizan como fuente principal de energía y es un intermediario metabólico.

Es muy común que se extraiga el azúcar de las frutas y se concentre para preparar un azúcar alternativo. No obstante, para producir jarabe de glucosa y dextrosa en polvo se realiza una hidrólisis enzimática de almidón de cereales (generalmente trigo o maíz).

Usos de la dextrosa

La principal aplicación de la dextrosa es en el campo de la medicina, ya que se utiliza como tratamiento regenerativo. La dextrosa o glucosa se emplea principalmente para tratar la regeneración de músculos, tendones o ligamentos. Como principal beneficio destaca que ayuda a recuperar el colágeno, lo que resulta fundamental para tratar lesiones crónicas de ligamentos.

Como mencionamos anteriormente la dextrosa es un hidrato de carbono simple que se absorbe con gran facilidad en el organismo y se almacena en forma de glucógeno. La falta de glucógeno en el organismo por lo general se manifiesta mediante náuseas y mareos, esto ocurre por lo general después de realizar algún ejercicio físico extenuante o durante mucho tiempo.

Debido a que el glucógeno representa la fuente principal de energía en los deportes y actividades físicas, la dextrosa se utiliza como alternativa para llenar rápidamente los depósitos de glucógeno. Para ello se debe mantener un consumo adecuado de hidratos de carbono,  antes de realizar la rutina de ejercicios o ingiriendo pequeñas porciones de hidratos de carbono simples durante el ejercicio.

Dentro de las opciones disponibles para ingerir dextrosa durante el entrenamiento, se encuentran

  • Tomarla disuelta en agua, para facilitar  la absorción
  • Utilizar geles energéticos que contengan dextrosa.

El consumo de dextrosa después de realizar una actividad física, también se ha convertido en un hábito común en los deportistas que desean recuperarse rápidamente.

Generalmente, el consumo se debe realizar durante las tres primeras horas de haber  hecho el ejercicio, esto para asegurar que la membrana plasmática de los músculos continúe permeable.

Riesgo de consumir dextrosa en exceso

El hecho de que la dextrosa se absorba rápidamente en el  organismo y pase directamente mediante el torrente sanguíneo, también representa un riesgo para nuestra salud.

El exceso de dextrosa en la sangre, puede provocar una hiperglucemia (altos niveles de azúcar en la sangre); esto implica un desequilibrio con los niveles de insulina. El hecho de que la dextrosa esté presente en infinidad de alimentos y productos de consumo humano, hace que sea imposible escapar de ella.

Por esta razón, las personas diabéticas deben tener precaución con este tipo de azúcar, ya que sus niveles de insulina pueden verse disparados.

Por otra parte, no es recomendable ingerir mucha cantidad de dextrosa antes de realizar ejercicio, pues se generaría un aumento desmedido de la glucosa en la sangre, pudiendo desencadenar una hipoglucemia reactiva durante el entrenamiento.

Al igual que con la falta de glucógeno, el exceso produce síntomas tales como mareos, náuseas e incluso desvanecimiento. Por ello muchos deportistas deciden consumir la dextrosa, al menos 3 horas antes de realizar la rutina de ejercicios o durante la misma pero en pequeñas dosis (entre 20 y 50gr).

Otra consecuencia negativa para la salud que genera el consumo en exceso de dextrosa, es que puede ocasionar adicción a la sustancia, esto también podría provocar obesidad,  y el desarrollo de diabetes. En los casos de mayor gravedad, puede generar problemas serios en las venas y arterias, en el corazón y el cerebro.

Para mantenerse saludable una persona debe mantener estables los niveles de glucosa o dextrosa en sangre. Ya que, en los casos donde la persona tenga niveles de azúcar  muy elevados en la sangre, se deberá administrar insulina para rebajar los niveles hasta los índices normales, lo que podría generar una insulina dependencia.

Así mismo, en los casos donde la persona tenga niveles bajos de azúcar en la sangre, se deberá administrar glucagón para  lograr elevar los niveles de azúcar hasta los índices normales.

Dextrosa
5 (100%) 1 vote

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here