Alcanfor

alcanfor 2

El alcanfor es una sustancia orgánica cuya  fórmula química es C10H16O, es un terpenoide que se encuentra de manera natural  en la madera del árbol alcanforero Cinnamomum camphora, originario de Asia y en algunos otros árboles de la familia de las lauráceas. Actualmente también puede ser sintetizado del aceite de trementina.

Su nombre proviene de la palabra al-Kafur de origen árabe y del malayo Kapur Barus que significa “Gis de Barus”. Antiguamente los comerciantes malayos que comerciaban con el  alcanfor lo llamaban Kapur, “Gis” debido a su color blanco.

Su análisis químico lo realizó inicialmente  el químico naturalista Nicolas-Théodore de Saussure, posteriormente los químicos Justus von Liebig, Jean-Baptiste Dumas y Théophile-Jules Pelouze; continuaron con su estudio, lo que permitió que el alrededor del año 1840 Pelouze lograra sintetizar el alcanfor de manera artificial en 1840, mediante la oxidación del Borneo dando lugar al borneol (otra manera de nombrar al producto alcanfor).

Luego el químico Marcellin Berthelot logró realizar su síntesis mediante la oxidación del canfeno en 1859 logrando establecer  su composición química.

El alcanfor como se conoce hoy en día, realmente fue sintetizado totalmente por primera vez en el año 1903 por Gustav Komppa, obteniendo éxito y reconocimiento a nivel mundial pues logró obtener de manera artificial este compuesto que naturalmente era bastante escaso, pero con una gran demanda en todo el mundo. Komppa comenzó a producir el alcanfor a nivel industrial en el año 1097 en Finlandia,  convirtiéndose en la primera síntesis totalmente industrial.

Alcanfor Características y propiedades

Es una sustancia semisólida cristalina y translúcida. Su consistencia es como la de una cera, y posee un fuerte olor  a acre.

alcanfor planta

Tiene propiedades desinfectantes, rubefacientes, anti pruriginosas y analgésicas, por lo que su uso medicinal se ha extendido por todo el mundo.

  • Nombre IUPAC:  1,7,7-trimetilbiciclo[2.2.1]heptan-2-ona
  • Peso molecular 152.120 g/mol
  • Punto de fusión: 448 K (175 °C)
  • Punto de ebullición: 477 K (204 °C)

Alcanfor usos

En cuanto su uso generalmente se hace en forma de linimentos, soluciones alcohólicas y pomadas. Este tipo de derivados ayudan al tratamiento de los dolores articulares, musculares, neuralgias y otras afecciones parecidas.

En tratamientos sistémicos contiene propiedades irritantes y carminativas, lo que permite su uso como expectorante suave y descongestión nasal.

Uno de los usos contraindicados del alcanfor es la aplicación del aceite alcanforado en exceso, debido a que es potencialmente tóxico. Y como advertencia general por parte de los médicos y expertos en medicamentos, esta sustancia no debe incluirse en la composición de productos destinados al tratamiento de trastornos hepáticos y biliares, alteraciones renales, infecciones del tracto urinario o cálculos uretrales, o padecimientos similares.

alcanfor

Alcanfor usos industriales

El alcanfor no solamente es utilizado en el campo de la medicina, también es necesario en algunos procesos industriales. Tales como: en la plastificación de nitrato de celulosa, en la producción de compuestos pirotécnicos, en la realización de repelentes contra insectos en procesos de la apicultura, como repelente natural  en la cría de insectos, en los refugios de pequeños animales y cría de insectos para preservar las colonias o individuos de la misma especie que compiten por alimento o por hacerse un lugar en la colmena.

También es utilizado mucho en la India como saborizante de alimentos dulces, y en nuestro hogar para mantener alejados los animales domésticos de la casa principal, evitando que se formen las zonas de marcaje donde orinan los perros y gatos indicando que ese es su territorio.

Otro de sus aplicaciones es la de disolvente de algunas resinas y en la obtención de trementina,  debido a que contiene monoterpenos enantiómeros es útil en la producción de celulosa.

Debido a que el alcanfor tiene muchos beneficios, vamos a resaltar los más populares:

Sirve para curar la tos

Es normal incluir en la preparación de remedios para la tos, el alcanfor, pues su fuerte aroma permite descongestionar el pecho y las fosas nasales. Es por ello, que muchos medicamentos para la tos y garganta contienen en su composición alcanfor como ingrediente

Ayuda a combatir el acné

El alcanfor es utilizado en los tratamientos para el acné, ya que evita la formación de granos y elimina los puntos negros de los poros. Gracias a sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas, reduce la inflamación producida por el acné, el dolor y enrojecimiento de la zona afectada.

Sirve como tratamiento alternativo en las lesiones musculares

Suele incorporarse una pequeña cantidad de esta sustancia, en las cremas y aceites para tratar cualquier tipo de dolores musculares, puesto que contiene propiedades analgésicas y desinflamatorias. Por lo general se aplican masajes en el área  afectada y el aceite a base de alcanfor permite que la circulación sanguínea mejore y el dolor disminuya.

Es una alternativa para combatir el herpes labial

Gracias a que el alcanfor es bastante efectivo para aliviar el dolor y la picazón de manera temporal, se puede utilizar como alternativa para aliviar el dolor e irritación, que produce la aparición del herpes labial. Además sus propiedades desinflamatorias y analgésicas ayudan a curar rápidamente la lesión. Por lo general se mezcla con aceite de coco y se aplica en la zona afectada.

Es un efectivo remedio contra los piojos

Al mezclarse con aceite de coco, resulta un gran remedio para eliminar los piojos de la cabeza. El aceite de coco funge como medio para dispersar el alcanfor  en el cuero cabelludo y el alcanfor funciona como un antiparasitario, evitando que vuelvan a aparecer.

Se utiliza en el tratamiento natural de  los callos en los pies

Se utiliza el aceite de alcanfor para reducir la incomodidad e inflamación que producen los callos. Y su acción antiséptica permite que se curen rápidamente, a través de la absorción rápida en la piel.

Alcanfor efectos secundarios

En el caso de uso en exceso y desmedido del alcanfor en los tratamientos mencionados es posible que aparezcan algunos efectos no deseados, lo cual debes tener en cuenta para evitar  agravar la situación.

Dentro de los síntomas se encuentran, dolor  de cabeza y malestar general, irritación de la piel (enrojecimiento y sarpullido) y vómito.

Como recomendación general evita aplicarlo sobre heridas abiertas, arañazos y cerca de mucosas y ojos.

Alcanfor
5 (100%) 4 votes

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here