Ácido Glutámico

El ácido glutámico es uno de los aminoácidos no esenciales más comunes. El químico alemán Karl Ritthausen aisló por primera vez el ácido glutámico del gluten de trigo en 1866, pero su estructura química no se identificó hasta 1890.

Uno de los neurotransmisores más abundantes en el cuerpo, el ácido glutámico, o glutamato, tiene la función de estimular las células nerviosas del sistema nervioso central. Como aminoácido, se utiliza para producir otro aminoácido llamado glutamina.

Ácido glutámico la glutamina

Cerca de cuatro libras de glutamato se encuentran en músculos, cerebro, riñones, hígado y otros órganos, según el Servicio Internacional de Información sobre el Glutamato.

¿Cuál es el papel del ácido glutámico?

Este aminoácido es un neurotransmisor excitador que aumenta la activación de neuronas en el sistema nervioso central humano. Además, el ácido glutámico es reconocido como un importante neurotransmisor excitatorio en el cerebro humano y en la médula espinal, transformado en glutamina o ácido gamma-aminobutírico. Este aminoácido es necesario para el funcionamiento adecuado de las células, pero se considera un aminoácido no esencial, porque el cuerpo humano es capaz de producirlo.

Siendo uno de los pocos nutrientes capaces de pasar a través de la barrera hematoencefálica, este aminoácido parece apoyar la función cerebral. En otras palabras, el ácido glutámico resultó ser el principal “alimento” del cerebro humano. Cuando llega al cerebro, utiliza todo el exceso de amoníaco, que es un producto de desecho tóxico del metabolismo, transformándolo en el aminoácido llamado Glutamina. De hecho, esta conversión es la única manera que nuestro cerebro emplea para ser desintoxicado, indicando que no sólo la Glutamina no es tóxica, sino que también tiene algunas propiedades antioxidantes esenciales.

Ácido glutámico formula

Usos del ácido glutámico

En forma de glutamina, el ácido glutámico es necesario para el buen funcionamiento del sistema inmunológico, el tracto digestivo y las células musculares. Las células dentro del intestino dependen de la glutamina, por lo que pueden ayudar a tratar afecciones digestivas como la gastritis. Los niveles de glutamina en el cuerpo se agotan durante los momentos de estrés, ya sea que ese estrés venga en forma de enfermedad o de ejercicio pesado.

Como parte de un régimen nutricional completo, los suplementos de glutamina pueden ayudar a las personas a recuperarse de una cirugía o enfermedad. Debido a que los niveles de glutamina permanecen consistentemente bajos con un entrenamiento atlético intenso, los suplementos a menudo se comercializan para ayudar a los atletas a mejorar su rendimiento, pero esto no está fuertemente respaldado por la evidencia, informa la Universidad de Michigan. La glutamina ayuda a reducir la duración de la diarrea aguda y preserva la masa muscular magra en las personas con VIH y SIDA.

Beneficios del ácido glutámico

En cuanto al ácido glutámico, también llamado “mensajero químico”, se ha demostrado que ayuda a mejorar la inteligencia. Puesto que también es un mensajero en el cerebro humano, es capaz de mejorar la claridad del pensamiento, la agudeza mental y el estado de ánimo. Es por eso que este aminoácido ha sido utilizado para ayudar a tratar el Parkinson, la fatiga, el retraso mental, la esquizofrenia, la distrofia muscular y el alcoholismo. Además, se cree que ayuda a transportar el potasio (un mineral importante) a través de la barrera hematoencefálica y directamente al líquido cefalorraquídeo.

El ácido glutámico también es conocido por su capacidad para desintoxicar las células musculares. Por ejemplo, cuando el ejercicio intenso conduce a un aumento de los niveles de amoníaco en las células musculares (lo que ralentiza la recuperación), al igual que en el cerebro, este aminoácido se adhiere al amoníaco para formar glutamina. Además, el ácido glutámico actúa como intermediario en el ciclo del Kreb y es importante para el metabolismo de los carbohidratos.

Peligros del ácido glutámico

Un exceso de ácido glutámico de los suplementos puede causar sobreestimulación de los receptores nerviosos y contribuir a trastornos neurológicos como la epilepsia y la enfermedad de Lou Gehrig. Las dosis altas de ácido glutámico o glutamina pueden interferir con los medicamentos antiepilépticos. Las personas con cualquier tipo de trastorno neurológico, enfermedad renal o hepática deben consultar a su médico antes de tomar suplementos de ácido glutámico.

Dosis

No se han determinado las necesidades diarias de ácido glutámico. Una dosis terapéutica típica de glutamina es de 3 a 30 g diarios, pero es segura a niveles de hasta 14 g diarios, según el Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh. Además de los suplementos, el ácido glutámico se encuentra en los alimentos ricos en proteínas, como los productos lácteos, el pescado, la carne, las aves y los huevos.

Consideraciones

Mientras estES saludable e incluya suficiente proteína en su dieta, no necesita suplementos de ácido glutámico. Si es usado por atletas, es mejor tomarlo consistentemente todos los días en lugar de justo antes o después de un entrenamiento, informa la Universidad de Michigan.

Ácido Glutámico
4.7 (93.33%) 3 votes