Ácido Fórmico

El ácido fórmico es un químico irritante presente en el veneno pulverizado de algunas especies de hormigas y en la secreción liberada por algunas ortigas. Es peligroso en altas concentraciones, pero en bajas concentraciones es muy útil. Los seres humanos usan el ácido fórmico como conservante de alimentos, ya que es una sustancia antibacteriana. También se utiliza para tratar plagas, para producir aditivos alimentarios y cosméticos, y para ayudar a que ocurran una variedad de procesos industriales.

Nuestros cuerpos producen pequeñas cantidades de ácido fórmico a partir del metanol que ingerimos, inhalamos o producimos. Parte del metanol producido en el cuerpo está hecho de aspartamo. El cuerpo convierte el aspartamo en ácido aspártico, fenilalanina y metanol. El metanol se convierte entonces en ácido fórmico. Los investigadores dicen que el ácido fórmico en nuestro cuerpo es generalmente demasiado diluido para ser peligroso.

acido formico formula

Estructura y propiedades químicas

El ácido fórmico es el miembro más simple de la familia del ácido carboxílico. También se conoce como ácido metanoico. La fórmula molecular del producto químico es HCOOOH. La molécula está compuesta de un grupo carboxilo (COOH) con un átomo de hidrógeno adherido. En el grupo carboxilo, el átomo de carbono tiene un enlace doble que lo une al átomo de oxígeno y un enlace simple que lo une al grupo hidroxilo (OH).

El ácido fórmico se puede producir sintéticamente en los laboratorios. En la naturaleza suele existir en forma de líquido incoloro. Este líquido se congela a 8,3 grados centígrados (46,9 grados Fahrenheit) y hierve a 100,7 grados centígrados. (213,3 grados Fahrenheit). Tiene un olor fuerte y a menudo se describe como si tuviera un olor “acre”.

El ácido fórmico en las hormigas

acido formico hormigas

El ácido fórmico obtuvo su nombre de “formica”, el nombre latino de la hormiga. Un naturalista inglés llamado John Ray fue la primera persona en aislar un ácido de las hormigas. En 1671 destiló los cuerpos triturados de las hormigas muertas para extraer el ácido, al que finalmente se le dio el nombre de ácido fórmico.

Las hormigas muerden para protegerse o para atacar a otras criaturas. Se agarran a la víctima con las mandíbulas. Algunas especies de hormigas pican a la víctima. El aguijón está localizado en la punta del abdomen e inyecta una secreción tóxica. En lugar de picar, ciertas especies de hormigas liberan un aerosol de veneno desde el extremo de su abdomen. Este veneno contiene ácido fórmico. Algunas hormigas muerden pero no pican ni rocían productos químicos tóxicos

Usos del ácido fórmico

Usos Industriales

Uno de los usos industriales más comunes del ácido fórmico es en la producción de cuero. Debido a que es tan ácido, el ácido fórmico ha demostrado ser perfecto para su uso de esta manera. Aunque el ácido fórmico se utiliza con mayor frecuencia en la producción de cuero, otras industrias utilizan actualmente ácido fórmico en el proceso de teñido y acabado de textiles. También se utiliza comúnmente como coagulante en muchos procesos de fabricación de caucho.

Además de su uso en las industrias del cuero, textil y del caucho, recientemente se han desarrollado derivados del ácido fórmico para ayudar a combatir las condiciones resbaladizas de las carreteras en países como Austria y Suiza. Estos países, que combaten los inviernos amargos y las carreteras muy peligrosas, utilizan ahora formados, que son las sales derivadas del ácido fórmico. Estos formados no sólo son más eficaces que los tratamientos tradicionales con sal, sino que también son más respetuosos con el medio ambiente. Cuando se usan correctamente, los formados pueden aumentar enormemente la capacidad de agarre de las superficies que de otro modo serían resbaladizas, así como promover la eliminación de estas superficies con máquinas y otras tecnologías.

Usos agrícolas

La agricultura representa un porcentaje muy alto del uso de ácido fórmico en todo el mundo. Debido a sus propiedades antibacterianas naturales, el ácido fórmico ha logrado un uso muy alto como conservante antibacteriano y como pesticida. En esta industria, se utiliza más comúnmente como aditivo alimentario y se añade con frecuencia a la alimentación animal y al ensilado. Cuando se utiliza en ensilado, tiene una doble función. Además de proporcionar un cierto nivel de soporte antibacteriano, el ácido fórmico permite que el ensilado comience la fermentación a una temperatura más baja, reduciendo en gran medida el tiempo total de producción y aumentando al mismo tiempo el valor nutritivo del producto terminado.

Precauciones

Dependiendo de su concentración, el ácido fórmico puede ser imperceptible o muy peligroso. A través del curso de nuestra interacción típica con este producto químico, estamos expuestos sólo a concentraciones muy bajas. Debido a esto, hay muy poco que temer. Sin embargo, si se expone a altas concentraciones, hay muchos efectos secundarios peligrosos que pueden ocurrir. El aspecto más peligroso del ácido fórmico es su naturaleza altamente corrosiva cuando está en forma concentrada. Debido a que es tan corrosivo, las cantidades altamente concentradas de ácido fórmico pueden causar lesiones graves si se inhala, se traga o se toca directamente. Esto incluye úlceras, náuseas, quemaduras, ampollas y molestias extremas alrededor del área afectada. Aunque no es probable, excepto en situaciones especiales, deben evitarse por completo las concentraciones altas de ácido fórmico.

Datos de interés

Debido a su papel versátil en nuestras vidas y en la naturaleza, el ácido fórmico es una sustancia muy fascinante. Aparte de sus usos prácticos en la agricultura, la industria y los mecanismos de protección contra insectos, el ácido fórmico también produce algunos efectos e interacciones muy interesantes. Entre ellos está su papel en el sistema digestivo del oso hormiguero. A diferencia de la mayoría de los mamíferos, el estómago de un oso hormiguero no contiene ácido clorhídrico, la principal sustancia química utilizada para la digestión en los seres humanos. Debido a la alta concentración de hormigas en su dieta, el oso hormiguero obtiene todos los jugos digestivos que necesita del ácido fórmico que se encuentra en las hormigas que come.

Aunque puede ser muy peligroso en concentraciones anormalmente altas, el ácido fórmico es en realidad un aditivo alimentario y un químico industrial muy versátil y extremadamente útil. Cuando se consume a niveles normales, es muy rápida y fácilmente metabolizada por nuestros cuerpos, y eliminada de una manera segura y saludable. Sin embargo, se ha encontrado que ingerir cantidades altamente concentradas de ácido fórmico puede resultar en daño renal y hepático. Como tal, es importante entender tanto los usos como los peligros de este producto químico tan versátil.

Ácido Fórmico
4.8 (96%) 5 votes