Acetilcolina

Acetilcolina

La acetilcolina es una sustancia química, que participa como neurotransmisor en las actividades de un número considerable de neuronas, es decir que estamos en presencia de  un componente que juega un papel de vital importancia, en la ejecución de diversas actividades. Sin embargo, la acetilcolina, no es un neurotransmisor cualquiera, sino el específico para el funcionamiento del sistema nervioso  somático y en las sinapsis ganglionares del sistema nervioso autónomo.

Es decir, que su función es servir de canal conductor entre la actividad sináptica del sistema nervios. Pues en los mamíferos, toda información cerebral, es transmitida de una neurona a otra, mediante elementos neurotransmisores o mensajeros, que son sustancias químicas, liberadas como respuesta a un estímulo determinado.  Estos mensajeros liberados, van directamente, desde la neurona presináptica o emisora, a los receptores especializados, localizados en la célula postsináptica, ocasionando una respuesta y en consecuencia, un cambio en el metabolismo de la misma, lo cual modifica su actividad celular.

Esta molécula es producida por las neuronas en el organismo de los mamíferos, a objeto de servir de transmisora de los impulsos nerviosos, bien sea en  el sistema nervioso central o en el sistema nervioso periférico, de allí que se le considere como el neurotransmisor de mayor importancia, en especial en el  sistema colinérgico.

La acetilcolina se sintetiza en las neuronas y tal acción se realiza a partir de Colina y Acetil (CoA) que se derivan cuando se metaboliza la glucosa, mediante la enzima acetilcolinesterasa o colinoacetilasa.

Acetilcolina formula

Funciones de la acetilcolina

La acetilcolina se encuentra esparcida en el sistema nervioso central, es un neurotransmisor que puede funcionar para activar o sosegar,  según el lugar al cual va dirigido y desde donde salga y participa de manera puntual en las siguientes funciones:

En el sistema nervioso autónomo.

La participación de la acetilcolina en  el sistema nervioso autónomo, es cuando se libera la sustancia, para que el organismo se prepare para responder a determinados estímulos, en situaciones diferentes, es decir,  si recibe una persuasión, el cuerpo responde preparado para reacción; si por el contrario, cesan los estímulos, el cuerpo, se desactiva. Esto sucede, invariablemente, ya que la química de la acetilcolina interviene como combustible  para la transmisión de impulsos nerviosos.

En el sistema parasimpático.

A nivel del sistema parasimpático, ocurre básicamente lo mismo, pero en esta circunstancia, ya no en el sistema nervioso autónomo, sino en la  regulación del aparato cardiovascular, del aparato digestivo y del aparato genitourinario. También hay algunos tejidos, como el hígado, riñón, páncreas y tiroides, en cuya actividad comunicacional con el ganglio, participa el neurotransmisor, llamado acetilcolina.

Control motor.

La acetilcolina es un neurotransmisor que contribuye al mejor desempeño corporal, en cuanto a los movimientos voluntarios de los músculos;  pues es un elemento de vital importancia para realizar las contracciones musculares, que se necesitan para ejecutar los movimientos.

En la memoria.

Como un neurotransmisor que ha sido objeto de profundos estudios científicos, se ha podido conocer, que  la acetilcolina cumple con la importante función en la formación de los recuerdos, la capacidad de concentración,  el razonamiento lógico y mantenimiento de la memoria. Esto sucede porque este elemento, tiende a fortalecer tanto la calidad, como la cantidad de las conexiones interneuronales, al aumentar las ondas theta u ondas cerebrales, que almacenan conocimientos y ayudan a recordar acontecimientos  del pasado, lo cual contribuye a la creación de memoria y memoria de velocidad.

Para lograr el sueño REM.

El sueño paradójico o sueño REM se ve afectado por la actuación de la acetilcolina, ya que, al entrar en etapa de sueño lento, disminuye la liberación de acetilcolina y otros neurotransmisores y por ende, desciende nuestro estado de alerta, en ese momento, las neuronas reciben menos estímulos y de además, baja su respuesta  entramos en el sueño lento.

Función neuroendocrina.

La acetilcolina también se libera a partir de la estimulación recibida  en el lóbulo posterior de la hipófisis, provocando un incremento la secreción de vasopresina y en respuesta el decrecimiento de la secreción de prolactina.

Umbral del dolor.

Al ser una sustancia que se encarga de mantener la conciencia y  transmitir impulsos nerviosos entre las neuronas, la actividad de la acetilcolina, interviene considerablemente en la percepción del dolor, pues hace llegar los impulsos a través de las fibras C y estas se encargan de difundirlo hacia diferentes partes del cuerpo o una zona  determinada de él. Dependiendo de la cantidad de acetilcolina, acentúa o decrece la latencia de los estímulos dolorosos y por tanto se incrementa o disminuye el umbral del dolor.

Deficiencia de acetilcolina

La deficiencia del neurotransmisor de mayor amplitud en el sistema nervioso y por lo tanto, un elemento de vital importancia en la ejecución de un número considerable de actividades corporales, puede ocasionar severos efectos en los agentes nerviosos, lo que se traduce en una serie de condiciones,  que pueden manifestarse con síntomas tan disímiles, como cansancio, fatiga severa, ansiedad, cambios de estado de ánimo, dificultad en las relaciones interpersonales, sed incontrolable y en los casos más severos, pérdida de la memoria, demencia senil y Alzheimer.

A medida que los mamíferos envejecen, su producción de acetilcolina, así como la de otras moléculas neurotransmisoras, desciende considerablemente. En este sentido, los médicos geriatras, toman enérgicas medidas, para evitar el deterioro y la disminución de la capacidad del cuerpo de sus pacientes, para realizar ciertas funciones.

Alimentos ricos en acetilcolina

Afortunadamente, existen algunos alimentos ricos en acetilcolina y otros, que ayudan a su producción, por lo tanto, una dieta donde sean abundantes dichos alimentos, será sumamente beneficiosa, en especial para los miembros de la familia, que vayan alcanzando la tercera edad.

Acetilcolina comidas

Veamos entonces, cuales son estos frutos de la naturaleza, que  debemos incluir en nuestro menú diario, para ayudar a mantener los niveles adecuados de aceltilcolina.

Huevos. La principal fuente alimenticia de acetilcolina es la yema del huevo crudo, la cual contiene cantidades, que superan los niveles a consumir, recomendados al día. Esta cantidad, desciende, de acuerdo al método de cocción, por lo tanto lo más adecuado es consumirlos lo menos cocidos posible, a objeto de  aprovechar todos sus nutrientes.

Vísceras. Consumir los órganos internos del ganado, es una práctica muy común entre las personas que viven en el campo y la práctica ha demostrado, que las personas que ingieren  hígado de res, son menos propensos a presentar síntomas relacionados con niveles bajos de acetilcaolina. Cabe resaltar, que el hígado de pollo y los pescados blancos, también es recomendado para ser consumido por los grupos de riesgo.

Lácteos. Leche, queso, suero y yogur, son ricos  en acetilcolina, por lo que se recomienda incluirlos en la dieta de las personas ancianas. Así como también, otros productos como semillas, germen de trigo y avena.

Verduras. Entre las verduras más recomendadas, nos encontramos con las coles de Bruselas y el brócoli, así como   la coliflor y las berenjenas.

Acetilcolina
5 (100%) 4 votes

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here